DR. FATE

Releída Dr. Fate puedo decir que sigue manteniendo el nivel que recordaba y para bien.

Fate es un personaje con bagaje editorial y eso a veces cuesta cuando se pretende relanzar una serie, aquí tenemos el hándicap que el origen del personaje está inédito y aunque nos dan retazos de cómo nació, algo se nos escapa, nos falta algo y si a eso le sumamos que los primeros números fueron editados en una serie diferente, DC Premiere y la continuación en su cabecera principal, no hace más que sumar dificultades.

Portadón de Kent Williams
Portada del primer número

Nos encontramos a un Fate poderoso pero perdido, tanto en control de poderes como mentalmente, ya que es la unión de dos personas, Eric un niño de 10 años evolucionado para poder conseguir los poderes, he aquí uno de esos motivos por el que notamos que algo nos falta porque esto se cuenta en la primera serie, y Linda, su madrastra, que junto a Nabu, uno de los dioses del Orden y anterior Dr. Fate, tratarán de volver a colocar al nuevo personaje donde merece.

En esta primera saga deberán luchar contra un vampiro cansado de su inmortalidad y que se verá involucrado en la destrucción del universo, el Mahapralaya. Deberán aliarse con algún personaje y no de buenas maneras, aparte de enfrentarse cada uno a sus miedos internos. Aderezada la trama contándonos los orígenes de varios personajes para meternos un poco en la piel de cada uno de ellos, todo terminará en una lucha entre el Orden y el Caos, una decisión definitiva y un conflicto eterno hará que la solución resida en lo más básico.

Portadas de la serie regular

Después continuaría en varias sagas más, ya dentro de la serie regular, una maxi de 9 números repitiendo patrones, pero para mí lo más interesante de la serie es la lucha interna de cada personaje, con sus lastres y sufrimiento, pérdidas importantes tanto vitales para el universo como para la capacidad mental del Dr.Fate. Quien más aguantará todo esto sobre sus hombros y para mí, el «cabeza de cartel» es Eric, quien deberá seguir manteniendo su cordura sabiendo que es un niño en el cuerpo de un adulto, sus dudas sobre lo que siente hacia su compañera de viaje y madrastra, Linda, ya que literalmente comparten cuerpo y mente, no sabiendo si lo que siente es amor familiar o va más allá.

Nabu, o Kent, como prefiere que le llamen ahora, siendo su identidad actual humana, también soportará sobre sus hombres el saberse culpable de las situaciones derivadas de sus acciones, ya que se vio obligado a realizar ese cambio físico en Eric, enterándose después que esto le está matando. El personaje de Linda, aunque también tendrá parte de protagonismo, se verá reducido a un par de acciones, importantes eso sí, pero que la dejan en un segundo plano.

También tenemos apariciones de diferentes personajes del universo DC Comics tales como Deadman, Wotan o el propio Darkseid, que forzará a nuestro protagonista a utilizar sus poderes al máximo, también tendremos de invitados a la Jli y cierta referencia a un altercado entre Batman y Guy Gardner, que nos hará sacar esa sonrisa cómplice. Incluso también aparecerá cierto personaje que también reconoceremos, habiendo sufrido cierto castigo en una cruz y posterior resurgimiento.

De secundarios tendremos a un par de personajes, claramente ubicados como comparsas humorísticos pero dotando también a la serie ese tono tan bien mezclado. Uno será Petey, demonio cambia-formas perdido que acabará siendo «adoptado» literalmente, ya que tomará la forma de un perro y el vecino de Linda, Jack C. Small que se verá envuelto en diferentes aventuras, pues será poseído por diferentes entidades, unas con buenas intenciones y otras no tanto.

Recalcar el portadón que se marca Kent Williams para el primer número, que abre este post.

AUTORES

A los guiones tenemos al mismo J.M. DeMatteis que nos hizo disfrutar de su Jli, utilizando los mismos recursos, humor, acción, drama y aquí con el añadido de la magia. Forja unos personajes carismáticos y muy bien definidos. También mezcla temas «polémicos» como la iglesia, medio incesto, abuso de menores, violación??… Temas que actualmente sería impensable, pero todo muy bien organizado y con sus motivos.

Al dibujo un Shawn McManus que venía de hacer un par de números de La Cosa del Pantano de Alan Moore y gozó de cierta fama. Aquí ese estilo cartoon casa a la perfección, con una narrativa muy solvente y dotando a los personajes de una expresividad necesaria para tantas situaciones.

EDICIÓN

Editadas por la extinta, Ediciones Zinco, la primera saga consta de tres números, en formato grapa a color de 52pags cada uno, tamaño comic-book 17x26cms y a un precio de 225pts.

La maxiserie contó con 9 números, también en formato grapa a color, cuyo primer número constó de 52pags con un precio de 250pts y el resto con 24pags, a un precio de 150pts, todos en formato comic-book también.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close